EXPERIENCIAS ACUÁTICAS EN LA SIERRA DE ARACENA

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 24/05/2019 qué hacer en Huelva

Con la llegada del buen tiempo y el calor son muchos los que se lanzan a la búsqueda de lugares donde poder disfrutar de un refrescante baño. Muchos eligen las extensas playas de arenas blancas con que cuenta el litoral de la provincia de Huelva. Otros prefieren la montaña y el cauce de ríos o los estanques de agua cristalina que pueden encontrarse en espacios naturales tan impresionantes como el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. El plan es darse un buen chapuzón en lugares como La Laguna de Cañaveral de León o la poza situada en la localidad de Cortelazor y que recibe el nombre de Charco Malo. Unos días muy refrescantes para vivirlos en familia, en pareja o con amigos y con la opción, también, de alojarnos en un establecimiento hotelero de cuatro estrellas en el que el agua también es protagonista destacada en su relajante zona de spa, el Hotel Convento Aracena & Spa.

Conocida entre los vecinos como La Laguna, esta piscina ‘improvisada’ es una singular plaza de empedrados artísticos y de más de ocho mil metros cuadrados del municipio de Cañaveral de León, en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena, que con la llegada de las altas temperaturas se llena con el agua (un millón y medio de litros) que proviene del manantial de la Fuente Redonda, uno de los más importantes de la zona y causa de que poblaciones antiguas se alojaran en este enclave al tener agua en abundancia para el riego de campos y huertos. Un agua que con la llegada del verano se convierte en uno de los grandes atractivos turísticos para quienes se acercan a esta encantadora localidad de la sierra de Huelva. En esta ‘piscina’, como dato curioso, podrían darse un baño al mismo tiempo los alrededor de 500 habitantes del pueblo.

La Fuente Redonda, de tipo árabe, bebe del acuífero que se encuentra debajo de las viviendas circundantes y su agua es transportada por una larga acequia, conocida como El Pilar, recorriendo la calle Pantano hasta desembocar en La Laguna, una zona recreativa de baño ideal para luchar contra el sofocante calor de estas fechas y que, curiosamente, se encuentra justo enfrente de las puertas del Ayuntamiento. Uno de los grandes alicientes para darse un chapuzón en este espacio que combina a la perfección playa y montaña, además de la pureza y frescor de sus aguas, es las maravillosas vistas de la Sierra de Aracena que pueden contemplarse sin tener que salir siquiera de sus aguas.

Otro de los parajes donde el agua es protagonista es el Charco Malo, una caldera provocada por un salto de agua en una zona de umbría y en medio de un precioso valle en el curso del Arroyo de la Guijarra. Cada año cientos de personas disfrutan del frescor de su cauce e, incluso los más atrevidos, se lanzan a sus aguas desde las diferentes alturas que ofrece, desde un metro hasta los 10 o 12 metros de su parte más alta y con un salto intermedio de entre 4 y 6 metros. Se encuentra en el término municipal de Cortelazor, una pequeña localidad de casas blancas y tejas árabes de algo más de 300 habitantes.

Para llegar hay que partir de la zona alta del pueblo, cerca de las pistas polideportivas, por un camino que discurre entre muros de piedra y que finalizará atravesando un pinar. La mayor dificultad en este tramo de unos 4 kilómetros es la fuerte pendiente que habrá que bajar para llegar al barranco, el cual, una vez remontado tras llegar a su parte más baja, permitirá vez dos pozas. El Charco Malo es el de arriba, el que se ve abajo recibe el nombre de Charco Azul.

La última opción, con seguridad la más relajada de todas, es disfrutar de los diferentes circuitos de spa que ofrece el lugar escogido para el alojamiento, el Hotel Convento Aracena & Spa. Un espacio dentro de este hotel construido en lo que fuera un antiguo convento del siglo XVII que cuenta con la particularidad de que pueden acceder niños de entre 3 y 12 años que cuenten con la autorización paterna y vayan acompañados de un adulto. Entre los tratamientos que se ofrecen están diferentes tipos de masajes (antiestrés, piernas cansadas, cráneo-facial) y reflexología podal, todos ellos incluyendo AOVE (Aceite Oliva Virgen Extra); y/o la opción de llevar a cabo un circuito termal de 80 minutos de duración. El spa, un ámbito de salud, belleza y relajación, cuenta con unas instalaciones pensadas para satisfacer al más exigente de los clientes que buscan revitalizar los sentidos y purificar cuerpo y mente.

Compartir este Post: