FEVOR Y TRADICIÓN EN LA ROMERÍA DE LA DIVINA PASTORA DE ARACENA

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 31/05/2019 Eventos en Aracena

Fervor popular Tradición arraigada. Espiritualidad serrana. Devoción mariana. La localidad de Aracena, en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, vive este primer fin de semana del mes de junio una de sus citas festivas por excelencia. El paraje de las granadillas, por el camino del Rebollar, será el majestuoso escenario por el que discurrirá un año más la singular romería de la Divina Pastora de las Almas. Cientos de romeros, en vísperas del Corpus Christi (este 2019 será el día 20 de junio), acompañan cada primavera a la Virgen hasta su ermita. Se trata de un acontecimiento que año tras año reúne en esta localidad de la provincia de Huelva a un buen número de turistas atraídos por esta muestra de fe y creencia.

Romeros a pie, a caballo, algunas carretas… Cánticos, bailes, oraciones… Camino, naturaleza, aire libre… Compañerismo, amistad, bienvenida… Todo esto y mucho más es la romería de la Divina Pastora. Un momento que se convierte en cita obligatoria para todos los habitantes de Aracena y para quienes se sienten atraídos por tradiciones tan arraigadas en la cultura de un pueblo. Un fin de semana para pasarlo en familia, solo o con amigos en torno a la advocación a esta Virgen vestida de pastora que tanta devoción despierta en buena parte de la comarca.

Religiosidad, tradición y cultura para un fin de semana que puede ser perfecto si como alojamiento se apuesta por un antiguo convento del siglo XVII remodelado para convertirlo en un confortable hotel de cuatro estrellas sobrio y elegante y que encaja a la perfección en el entorno. El Hotel Convento Aracena & Spa cuenta con espaciosas y cómodas habitaciones, con versátiles zonas comunes, con un spa donde disfrutar de diferentes circuitos termales y masajes relajantes, una piscina en la que combatir los excesos de calor, un claustro y unos jardines (pertenecientes al antiguo convento) donde encontrar paz y tranquilidad. Su situación, además, permite al visitante llegar a pie a todas las atracciones turísticas (castillo, gruta de las maravillas, museo del jamón …) con que cuenta la localidad.

El fin de semana comienza el sábado 1 de junio con la vistosidad y el colorido que caracterizan la ofrenda floral que los niños y niñas de Aracena y aquellos que proceden de otros lugares hacen a la imagen de la Divina Pastora en la Iglesia del Carmen. Pero para disfrutar de la fiesta en todo su esplendor habrá que esperar hasta el día siguiente, el domingo 2, cuando, por la mañana, se ponga en marcha la comitiva romera en dirección a la Ermita de las Granadillas, a través de una zona de encinas y alcornoques muy popular en el lugar y que recibe el nombre de camino del Rebollar. Cientos de fieles acompañarán a la carreta del Simpecado de la Divina Pastora y el Pastorcito Divino para, una vez en la ermita asistir a la Santa Misa y a una festiva jornada de convivencia en el entorno natural idílico de lo que en otro tiempo fuera una aldea de Aracena, hoy desaparecida.

A la sombra de los árboles, devotos y amantes de esta fiesta (ningún visitante se sentirá extraño dada la hospitalidad de que hacen gala los romeros) rinden entonces un ‘merecido homenaje’ a la gastronomía de la zona, en la que los derivados del cerdo ibérico adquieren un protagonismo fundamental. Además de comer y beber, con tiempo también para el cante y el baile, los asistentes revivirán eventos que ya se han convertido en una seña de identidad de esta jornada festiva, como la popular Subasta con todo tipo de productos donados por los vecinos.

Compartir este Post: