Huelva celebra las Jornadas Europeas de Patrimonio

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 19/10/2018 Hotel Convento Aracena & Spa

Huelva celebra estos días sus Jornadas Europeas de Patrimonio (JEP), impulsadas por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Un programa cultural que se desarrollará en la provincia con, entre otras actividades, una visita al Parque Minero de Riotinto y la explotación minera de Minas de Herrerías o un paseo por el enclave arqueológico de Turóbriga y una cita con la Ermita de San Mamés y con el castillo almohade de Aroche. Además de estas visitas habrá talleres, conferencias, conciertos o visitas guiadas en todo el territorio de Andalucía con el objetivo de difundir el patrimonio y fomentar la conciencia de unidad cultural europea.

A iniciativa del Consejo de Europa, las JEP nacieron en 1991 con la intención de dar a conocer la riqueza monumental del viejo continente y sensibilizar a los ciudadanos de los países miembros sobre la riqueza y diversidad cultural del espacio territorial que comparten. Así mismo, se apuesta por fomentar el diálogo intercultural, reforzar el sentimiento de pertenencia a un lugar común como es Europa y contribuir a que la sociedad sea consciente de la necesidad de proteger el Patrimonio Cultural.

En Huelva, estas jornadas tienen un punto de partida excepcional. Un espacio con un rico valor patrimonial convertido en un hotel de cuatro estrellas con todas las comodidades que pide el más exigente de los viajeros. Un antiguo convento del siglo XVII, a los pies del castillo de Aracena, alberga entre sus paredes el Hotel Convento Aracena & Spa. Disfrutando de la tranquilidad y el sosiego que emana de su histórico Claustro y de sus jardines, nos prepararemos para disfrutar de las interesantes visitas que las JEP nos ofrecen en estos días.

El sábado 20 de octubre estamos invitados a descubrir las diversas culturas y sociedades que han ocupado el Parque Minero de Riotinto y la explotación de Minas de Herrerías. El planeta Marte está en la Tierra. Así lo sentirán, al menos, quienes visiten las Minas de Riotinto. Y es que más de 5.000 años de explotación minera han convertido el paisaje de esta localidad onubense en un lienzo de colores rojos, amarillos, violetas, verdes, grises y ocres entre impresionantes explotaciones mineras a cielo abierto. Su río rojo (riotinto) es uno de los grandes atractivos para los amantes de la fotografía.

Minas de Herrerías, por su parte, pertenece al municipio de Puebla de Guzmán y está dedicada a la extracción de pirita. El poblado de Herrerías, construido a partir de 1951 y compuesto por 156 viviendas, es uno de los ejemplos más significativos de la arquitectura andaluza de posguerra y sirvió para albergar a las familias de los trabajadores de la mina. La jornada se cierra con una visita al asombroso Cerro del Águila, un conjunto de rocas gigantescas a cuyos pies se encuentra la Ermita de la Virgen de la Peña, del siglo XVI. Desde lo alto del cerro se puede ver gran parte de la comarca del Andévalo, las primeras estribaciones de la Sierra de Aracena y la costa de Huelva.

Una semana más tarde, el sábado 27 de octubre, las JEP se cerrarán con una visita al enclave arqueológico de Turóbriga, una ciudad hispanorromana fundada en época del emperador Nerón (54-68 d.C.) con el objetivo de proteger las extracciones mineras y servir para la llegada de ciudadanos latinos que provocarán una rápida romanización de una zona conocida como la Baeturia Céltica, ubicada al noroeste de la Bética. La siguiente parada será la ermita de San Mamés, en la localidad de Aroche, construida a finales del siglo XIII y principios del XIV, y cuya relación con Turóbriga va más allá del simple reaprovechamiento de los materiales de construcción (una vez abandonada la ciudad romana), ya que se asienta sobre una antigua basílica romana y la influencia del imperio puede contemplarse en elementos como el ábside, el ara usada de soporte en el púlpito o los sillares con los que se construyeron los porches exteriores. El día finaliza con un paseo por el castillo almohade de Aroche, levantado entre finales del siglo XI y principios del XII y en cuyo interior existe una plaza de toros construida en 1804.

Compartir este Post: