RUTA EN BICI DE CUATRO ESTRELLAS EN UN HOTEL BIKEFRIENDLY

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 26/04/2019 Actividades fin de semana en Aracena

El ciclismo es una actividad que día a día va ganando adeptos. Son ya muchas las personas que cada fin de semana se enfundan su maillot y se lanzan a los caminos en busca de aire puro y naturaleza montadas sobre sus bicicletas. Dado el buen número de rutas que existen, muchas de ellas perfectamente señalizadas, es una actividad apta tanto para quienes ya llevan muchos kilómetros sobre sus piernas como para aquellos que lo practican de vez en cuando o quienes quieren acercarse a ella por primera vez. Puede practicarse en solitario, con un grupo de amigos, en familia… Solo es necesaria una bicicleta y ganas de pasarlo bien mientras se hace deporte. Y si además te acercas a un espacio natural como el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche llega a convertirse en un plan perfecto.

La ruta parte desde la plaza de San Pedro de Aracena, a unos 750 metros del hotel, para coger, desde la avenida Reina de los Ángeles, el camino de ‘la molinilla’ que une esta localidad con Linares de la Sierra, un trayecto que es prácticamente todo descenso y que atraviesa dehesas y caminos vecinales. Desde Linares, el camino, tras pasar por la famosa fuente del lavadero y abrevadero, desciende hacia el sur llegando hasta el arroyo Plamencia, compañero de viaje, junto a la rivera de Linares, durante varios kilómetros. A unos 6 kilómetros tras dejar atrás Linares un cruce de caminos asfaltado lleva hasta la Ermita de San Bartolomé, en el término municipal de Alájar. Un lugar en el que poder beber agua fresca de su fuente durante todo el año..

En dirección sur parte la vereda de las Tierras de la Virgen, ya en dirección hacia Aracena. Un poco después, el camino se adentra en una masa forestal de eucaliptos con una subida de unos 5 kilómetros (quizás la parte más dura del recorrido) mientras el paisaje vuelve a convertirse en dehesas de encinas y alcornoques donde a buen seguro podrán contemplarse vacas y cerdos ibéricos. En el kilómetro 21,5 se enlaza con la carretera A-479, ascendiendo durante un kilómetro hasta llegar a nuestro destino, la localidad de Aracena. Llega entonces el momento de regresar al hotel para, tras una reconfortante ducha, disfrutar del spa, tomar un apetitoso bocado en el restaurante, descansar en la habitación o dar un suave paseo por el claustro y los jardines de este antiguo convento del siglo XVII..

La ruta que proponemos está recomendada para todo tipo de personas, ya que se trata de un recorrido circular de una dificultad media, de algo menos de 29 kilómetros y con muy poco desnivel que tiene como punto de partida y de llegada la bella localidad serrana de Aracena, en pleno corazón del Parque Natural. En el camino se pasa también por el pueblo de Linares de la Sierra, un lugar de calles empedradas y casas apiñadas que fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico. Espacios como la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista o el lavadero público lo convierten en un núcleo de gran atractivo y belleza. El recorrido se llevará a cabo por el antiguo camino de ‘la molinilla’, siendo el compañero de trayecto el rumor del agua de la rivera que lleva este nombre mientras se contempla un paisaje de dehesas de encinas y alcornoques entre antiguos caminos de muros de piedra..

El complemento perfecto para este fin de semana de ruta ciclista se encuentra en la propia localidad de Aracena. El Hotel Convento Aracena & Spa conserva todo el encanto del que fuera un antiguo convento del siglo XVII, pero con todas las comodidades que exigen el viajero del siglo XXI. Además, este establecimiento hotelero de cuatro estrellas forma parte de la Red de Alojamientos para Ciclistas Bikefriendly, un sello de calidad, pionero en España, que certifica a aquellos alojamientos turísticos que desean ofrecer al ciclista un espacio especialmente diseñado para cubrir todas sus necesidades. El Hotel ofrece a sus huéspedes un espacio exclusivo, con capacidad para hasta 8 bicicletas, para que pueda guardarla con total seguridad y comodidad, contando además con un pequeño taller para reparaciones, zona de lavado y servicio de carga de bicicletas eléctricas. Una comodidad que también se desplaza al restaurante, con un servicio más extenso de cocina y la posibilidad de elaborar picnic. .

La ruta parte desde la plaza de San Pedro de Aracena, a unos 750 metros del hotel, para coger, desde la avenida Reina de los Ángeles, el camino de ‘la molinilla’ que une esta localidad con Linares de la Sierra, un trayecto que es prácticamente todo descenso y que atraviesa dehesas y caminos vecinales. Desde Linares, el camino, tras pasar por la famosa fuente del lavadero y abrevadero, desciende hacia el sur llegando hasta el arroyo Plamencia, compañero de viaje, junto a la rivera de Linares, durante varios kilómetros. A unos 6 kilómetros tras dejar atrás Linares un cruce de caminos asfaltado lleva hasta la Ermita de San Bartolomé, en el término municipal de Alájar. Un lugar en el que poder beber agua fresca de su fuente durante todo el año..

En dirección sur parte la vereda de las Tierras de la Virgen, ya en dirección hacia Aracena. Un poco después, el camino se adentra en una masa forestal de eucaliptos con una subida de unos 5 kilómetros (quizás la parte más dura del recorrido) mientras el paisaje vuelve a convertirse en dehesas de encinas y alcornoques donde a buen seguro podrán contemplarse vacas y cerdos ibéricos. En el kilómetro 21,5 se enlaza con la carretera A-479, ascendiendo durante un kilómetro hasta llegar a nuestro destino, la localidad de Aracena. Llega entonces el momento de regresar al hotel para, tras una reconfortante ducha, disfrutar del spa, tomar un apetitoso bocado en el restaurante, descansar en la habitación o dar un suave paseo por el claustro y los jardines de este antiguo convento del siglo XVII..

Compartir este Post: