UNA NOCHEVIEJA 2018 ÚNICA EN EL HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 14/12/2018 Nochevieja en Aracena

La localidad de Aracena y su privilegiado entorno natural nos invitan a vivir unas Navidades únicas, tanto si queremos pasarlas en pareja como con toda la familia. Unas fiestas en las que estaremos rodeados de un paisaje casi de cuento, con unos bonitos pueblos cuyos amables habitantes se vuelcan para hacer placentero el tiempo y la experiencia de todos aquellos que los visitan, con una gastronomía variada y suculenta, con la posibilidad de visitar algunos belenes vivientes, con calles iluminadas con decenas de colores… Y con la posibilidad de disfrutar de una cena de Nochevieja muy especial en el Hotel Convento Aracena & Spa, un establecimiento de cuatro estrellas.

¿Muy especial? ¿Por qué? Pues porque no se trata de la típica cena de final de año que siempre acaba con un cotillón, con el suelo lleno de confeti y el ensordecedor ruido de los matasuegras. Nuestro hotel, encerrado entre las cuatro paredes de un antiguo convento del siglo XVII, te invita a disfrutar de un menú de altísima calidad, con productos típicos de la zona y ese toque de alta cocina que caracteriza a nuestra oferta gastronómica. Una cena con mesas compartidas en las que compartir conversación con otros huéspedes y amenizada, además, con música en directo.

Disfruta con los tuyos de una noche única en un espacio único. La noche del 31 de diciembre es la única en la que la antigua iglesia de este centenario convento enclavado en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche se convierte en un exclusivo y maravilloso restaurante. Imagina la magia del momento de las doce campanadas de Fin de Año en un espacio cargado de historia y con una tradición religiosa que se remonta varios siglos. Además, al día siguiente, podremos recuperarnos de los pequeños excesos que hayamos podido cometer en el maravilloso y relajante spa con que cuenta el hotel, donde gozar de toda la fuerza curativa del agua.

Durante estos días de estancia navideña en el hotel podremos disfrutar también de agradables paseos por el campo, en una época de máximo esplendor en cuanto a colorido y belleza, o visitar los belenes vivientes de algunas localidades cercanas. El de Galaroza, por ejemplo, puede visitarse todos los sábados y domingos de diciembre, de 18.30 a 20.30 horas, siendo con toda probabilidad el Belén viviente decano de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Cada año el Cerro de Santa Brígida rememora el nacimiento del Niño Jesús con la participación de niños y mayores de la localidad. También puede visitarse los días 29 de diciembre y 1 y 5 de enero el Belén viviente de Cumbres de San Bartolomé, una escenificación cargada de simbolismo y con un gran cuidado de los detalles y los objetos decorativos.

Compartir este Post: