UNA SEMANA SANTA 2019 DE ENSUEÑO EN ARACENA

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 09/04/2019 Eventos en Aracena

El Domingo de Ramos huele a incienso mientras se escucha el lento caminar de una borriquita que lleva sobre su lomo a Jesús, alabado por su pueblo con palmas y ramas de olivo. Es el comienzo de la Semana Santa en Aracena, un momento con el que los habitantes de este enclave situado en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de ArocheSábado Santo del año anterior la Procesión del Santo Entierro pone fin a la Pasión de Cristo. Una fiesta para el recogimiento, pero también para disfrutar de un destacado patrimonio histórico-religioso y conocer una de las zonas con mayor riqueza cultural, arquitectónica y natural de la provincia de Huelva.

Los más afortunados, aquellos que tengan la posibilidad de disfrutar de toda una semana de descanso, pueden emplear la mañana del sábado 13 de abril en conocer un espacio que no les dejará indiferentes, la conocida como Gruta de las Maravillas. Un paseo subterráneo por un ‘universo’ de estalactitas, estalagmitas, gours, coladas, columnas, pisolitos… a través de galerías que se superponen en tres niveles de alturas en las que el agua y el tiempo han ido creando un espacio mágico que invita a dejar volar la imaginación. Ya casi entrada la noche, el visitante puede tener su primer contacto con la Semana de Pasión con la solemne eucaristía que se celebrará, a partir de las 20.30 h., en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen.

Como en toda Andalucía, el Domingo de Ramos es uno de los días que brillan con mayor fuerza dentro del calendario cristiano. El pueblo se engalana y se echa en pleno a la calle para acompañar y vitorear a un Jesús que revive, a lomos de un pequeño borriquillo, su entrada triunfal en Jerusalén. La jornada comienza a las 12 de la mañana en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción con una misa solemne y con la bendición y procesión de las palmas. Cinco horas, ya por la tarde, estarán en la calle las primeras imágenes de la Semana Santa de Aracena. Partiendo desde la Parroquia del Carmen, se llevará a cabo la Procesión de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén ‘La Borriquita’, el Santísimo Cristo del Amor y María Santísima de la Candelaria.

El Lunes Santo y el Martes Santo , el visitante puede olvidar por unos instantes el ambiente religioso que define estos días y conocer el espléndido entorno natural en el que se encuentra ubicada Aracena. El Parque Natural, en la zona occidental de Sierra Morena y batido por los vientos húmedos del Atlántico, está dominado por un bosque adehesado de encinas y alcornoques que, allá donde se cierra, viene acompañado de un sotobosque formado por madroños, lavanda, lentisco, majuelos y distintas especies de jara y enebro. En su zona central el árbol que domina es el castaño. Un espacio que sirve de ‘vivienda’ a un buen número de aves rapaces, con la mayor colonia nidificante de buitre negro en Europa, y a mamíferos como la gineta, el ciervo o el jabalí. Cuenta con tres ejes fluviales: Ribera del Chanza, Múrtigas y Ribera de Huelva. También resulta de interés conocer el Museo del Jamón, un espacio concebido para proporcionar información y difundir toda una cultura milenaria y serrana heredada de padres a hijos en torno el cerdo ibérico.

El regreso a la vertiente religiosa del viaje será el Miércoles Santo con la procesión de la cofradía del Divino Redentor Cautivo, que estará alrededor de cuatro horas en la calle (desde las 21 h. hasta las 01 h.). El Jueves Santo será a las 18.30 h. cuando desde la Iglesia Prioral del Castillo (que se puede aprovechar, junto con el propio castillo, para visitarlos durante la mañana) salga la procesión de la cofradía de la Santa Vera-Cruz, Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima del Mayor Dolor Coronada.

La madrugada del Viernes Santo , a partir de las 5,30 h., se celebra la procesión de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y San Juan Evangelista. A las 12,30 se podrá disfrutar de una visita a los Monumentos para el Consejo de Cofradías, las Juntas de Gobierno de las hermandades y los fieles. Será a las 20 h. cuando comience su recorrido por las calles del pueblo la cofradía del Santísimo Cristo de la Plaza y María Santísima de Gracia y Esperanza, volviendo alrededor de la media noche a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. El Sábado Santo será la procesión de la cofradía sacramental del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad y el Domingo de Resurrección, la eucaristía de la Resurrección del Señor en la Iglesia Prioral del Castillo.

Y para que el disfrute de estos días sea pleno, nada mejor que elegir como alojamiento un antiguo convento del siglo XVII, pero totalmente remodelado para ofrecer toda la comodidad y todos los servicios que pueda solicitar el más exigente de los viajeros del siglo XXI. El Hotel Convento Aracena & Spa está situado en pleno centro de Aracena y cuenta con unas magníficas habitaciones perfectamente diseñadas para el descanso, un claustro y unos jardines donde hallar paz y sosiego, un restaurante en el que disfrutar de una exquisita gastronomía basada en los productos de la zona y un spa diseñado para relajar cuerpo y mente. En definitiva, un lugar perfecto para una Semana Santa de ensueño.

El Lunes Santo y el Martes Santo , el visitante puede olvidar por unos instantes el ambiente religioso que define estos días y conocer el espléndido entorno natural en el que se encuentra ubicada Aracena. El Parque Natural, en la zona occidental de Sierra Morena y batido por los vientos húmedos del Atlántico, está dominado por un bosque adehesado de encinas y alcornoques que, allá donde se cierra, viene acompañado de un sotobosque formado por madroños, lavanda, lentisco, majuelos y distintas especies de jara y enebro. En su zona central el árbol que domina es el castaño. Un espacio que sirve de ‘vivienda’ a un buen número de aves rapaces, con la mayor colonia nidificante de buitre negro en Europa, y a mamíferos como la gineta, el ciervo o el jabalí. Cuenta con tres ejes fluviales: Ribera del Chanza, Múrtigas y Ribera de Huelva. También resulta de interés conocer el Museo del Jamón, un espacio concebido para proporcionar información y difundir toda una cultura milenaria y serrana heredada de padres a hijos en torno el cerdo ibérico.

El regreso a la vertiente religiosa del viaje será el Miércoles Santo con la procesión de la cofradía del Divino Redentor Cautivo, que estará alrededor de cuatro horas en la calle (desde las 21 h. hasta las 01 h.). El Jueves Santo será a las 18.30 h. cuando desde la Iglesia Prioral del Castillo (que se puede aprovechar, junto con el propio castillo, para visitarlos durante la mañana) salga la procesión de la cofradía de la Santa Vera-Cruz, Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima del Mayor Dolor Coronada.

La madrugada del Viernes Santo , a partir de las 5,30 h., se celebra la procesión de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y San Juan Evangelista. A las 12,30 se podrá disfrutar de una visita a los Monumentos para el Consejo de Cofradías, las Juntas de Gobierno de las hermandades y los fieles. Será a las 20 h. cuando comience su recorrido por las calles del pueblo la cofradía del Santísimo Cristo de la Plaza y María Santísima de Gracia y Esperanza, volviendo alrededor de la media noche a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. El Sábado Santo será la procesión de la cofradía sacramental del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad y el Domingo de Resurrección, la eucaristía de la Resurrección del Señor en la Iglesia Prioral del Castillo.

Y para que el disfrute de estos días sea pleno, nada mejor que elegir como alojamiento un antiguo convento del siglo XVII, pero totalmente remodelado para ofrecer toda la comodidad y todos los servicios que pueda solicitar el más exigente de los viajeros del siglo XXI. El Hotel Convento Aracena & Spa está situado en pleno centro de Aracena y cuenta con unas magníficas habitaciones perfectamente diseñadas para el descanso, un claustro y unos jardines donde hallar paz y sosiego, un restaurante en el que disfrutar de una exquisita gastronomía basada en los productos de la zona y un spa diseñado para relajar cuerpo y mente. En definitiva, un lugar perfecto para una Semana Santa de ensueño.

Compartir este Post: