x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana

Almonasterlareal1

AL-ANDALUS EN LA MEZQUITA DE ALMONASTER LA REAL

Actividades fin de semana en Aracena,   -   11 Febrero, 2021

Ocho siglos estuvo Andalucía bajo poder musulmán. Ochocientos años que dejaron una huella cultural y patrimonial que aún perdura en muchos lugares. La Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba, la Giralda y los Reales Alcázares de Sevilla son solo los ejemplos más destacados de una civilización que dominó como nadie disciplinas como la medicina, la física, la matemática, la astronomía, la literatura, el arte… Y que dejó una huella muy importante en la cultura hispánica en la música, la lengua, la gastronomía y la arquitectura. En la Sierra de Aracena, un espacio en el que disfrutar de algún alojamiento rural de calidad en la provincia de Huelva, se halla la única mezquita de España del mundo rural que ha llegado prácticamente intacta hasta nuestros días. Es la Mezquita de Almonaster la Real.

Aprovechando la debilidad de la monarquía visigótica, en el año 711 los musulmanes cruzan el Estrecho de Gibraltar y llegan a la Península Ibérica. Con ellos traen una avanzada cultura, que contrasta con los claroscuros de la Edad Media europea, y que otorgan a Andalucía, sobre todo durante la etapa del Califato de Córdoba, de un extraordinario esplendor. La convivencia de las tres grandes culturas del Mediterráneo (cristiana, árabe y judía) otorga a la región una gran pujanza económica y cultural.

La presencia islámica en Al-Andalus comenzó con el establecimiento en Córdoba de un emirato dependiente de Damasco que, en el año 756 con Abd al-Rahman I se convierte en emirato independiente y llega a ocupar casi por completo el territorio de la Península. Sería Abd al-Rahman III quien fundase el Califato de Córdoba, momento de máximo esplendor de la España musulmana. El declive llegaría a partir del siglo XI y de las sucesivas invasiones procedentes del norte de África que, aunque en un principio unifican el antiguo califato, acaban fraccionando el territorio en numerosos reinos independientes que se ven incapaces de frenar al avance militar castellano hacia el sur.

En Huelva, como en el resto de la península, los antiguos pobladores ofrecieron poca resistencia a la llegada de las tropas musulmanas. Así en el año 713 Niebla es ocupada y se convierte en una de sus coras (jurisdicciones administrativas similares a las provincias), situación que compartirá con Huelva, Mértola, Badajoz y Sevilla. Con la caída del poder centralizado del califato, Huelva y Niebla se convierten en taifas que, finalmente, serán de manera progresiva absorbidas por la taifa de Sevilla. El territorio de la actual provincia de Huelva será sometido después por los almorávides de Granada y, más tarde, de nuevo por los almohades de Sevilla para formarse finalmente una taifa en torno a Niebla antes de su conquista por los castellanos.

Almonaster la Real es un bonito pueblo serrano, ubicado muy cerca de Aracena, capital de la comarca, y en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Un entorno en el que disfrutar con la familia de un alojamiento rural con encanto.  La mezquita es, sin duda alguna, el monumento más emblemático de una localidad donde también podemos visitar la Iglesia parroquial de San Martín, de estilo gótico-mudéjar construida a lo largo de los siglos XIV, XV, XVI y XVII, y la ermita de Santa Eulalia, en la que se celebra desde 1606 la romería más antigua de España.

La Mezquita, “iglesia antigua de moros”, tal y como se la denomina en un documento de 1583 conservado en el Archivo General de Simancas, se halla emplazada en lo más alto del cerro que corona el castillo y se erigió durante el reinado de Abd al-Rahman III sobre los restos de una basílica visigoda del siglo VI. Tras la Reconquista se convirtió en ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de la Concepción.

De forma trapezoidal, tiene la estructura clásica de los lugares de culto islámico, con dos espacios separados: el patio de las abluciones y la sala de oración. Esta última consta de cinco naves, siendo la más ancha la central y contando con dos exteriores. El patio, prolongación de las dos naves occidentales, está en parte excavado en la roca. La mezquita está hecha de ladrillo, sillares de granito y mampostería y para su edificación se usaron restos romanos de los siglos I y II (aras funerarias, columnas y capiteles) y visigodos de entre los siglos V y VI (una lápida con epitafio, un cancel de iconostasis, un cimacio y un dintel.

En la Sierra de Huelva podemos encontrar un hotel con encanto en Aracena que puede servirnos como campamento base para visitar Almonaster y su mezquita y, si aún nos quedan tiempo y ganas, conocer la propia Aracena, con su increíble Gruta de las Maravillas, o algún otro de las muchas localidades con un rico patrimonio histórico y cultural que integran esta singular comarca conformada por pueblos de casas encaladas y calles empedradas, amplias dehesas salpicadas de encinas, alcornoques y castaños y bosques de ribera a lo largo de los numerosos cursos de agua que la recorren.

Compartir este Post: