x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana aquí

Almonaster la real

ALMONASTER LA REAL, ESPLENDOROSO PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

Conoce Huelva,   -   13 Mayo, 2021

Si nos hallásemos en familia un día cualquiera disfrutando de algún juego de mesa y nos preguntaran a qué planeta podría parecerse Almonaster la Real la respuesta sería, sin dudas, que a Saturno, que cuenta con 82 satélites. Y es que esta localidad del norte de la provincia de Huelva tiene 16 aldeas ‘orbitando’ alrededor de su núcleo urbano. Sirva como dato que de sus cerca de 1.900 vecinos, solo algo más de 600 viven en la propia Almonaster. El resto se reparten por Aguafría, Calabazares, Escalada, Monteblanco, Cueva de la Mora, Mina Concepción...

Si la pregunta del juego fuese de historia, la contestación nos llevaría hasta la época de dominación islámica de la Península. Su nombre, al-Munastir, así lo indica, como también su principal activo patrimonial, la mezquita rural mejor conservada de España. Además, el primer testimonio escrito de su existencia es del geógrafo Abu Ubaid al Bakri en el año 822: “… el iglin de al-Munastyr y los demás de la Kora de Isbilya recaudaron más de 35.000 dinares de la gibaya...” Si la cuestión tuviera que ver con geografía nos llevaría hasta el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, uno de los espacios verdes más importantes de Andalucía. Y el premio para el ganador podría ser unos días de ocio y descanso en Aracena y su entorno en algún hotel rural de calidad.

Nuestro destino esta semana es Almonaster la Real, una pequeña localidad rodeada de naturaleza y con un interesante patrimonio histórico-artístico. En la zona norte del término municipal predominan las dehesas cubiertas por encinas y alcornoques (su fruto da de comer al gran emblema de la zona, el cerdo ibérico, impulsor de la DOP Jabugo) y , en sus zonas más elevadas, el castaño y algunos quejigos. El sur está dominado por grandes masas forestales, compuestas sobre todo por diferentes variedades de pinos y por eucaliptos. También podemos ver matorral mediterráneo y coloridas huertas de hortalizas y frutales. La fauna es muy variada, con presencia de gato montés, zorro, comadreja, nutria, buitre negro y leonado, águila real y perdicera… Para su contemplación podemos adentrarnos en la naturaleza por alguno de los múltiples senderos con que cuenta la localidad.

De su patrimonio histórico-artístico destaca su bien conservada mezquita, emplazada en lo alto del cerro que domina el castillo. Erigida durante el reinado de Abd al-Rahman III, un documento de 1583 se refiere a ella como “iglesia antigua de moros”. Se cree, por los restos reutilizados en su construcción, que antes hubo en ese mismo lugar un edificio romano, trasformado después en iglesia visigodo-cristiana. La mezquita presenta dos espacios diferenciados, el shan o patio abierto para las abluciones y el iwan o sala de oración cubierta. El oratorio consta de cinco naves orientadas hacia el muro de la gibla y sus arcadas de ladrillo descansan sobre columnas y pilares de distintos materiales, tamaños y épocas. En el centro de la gibla está el mihrab, de planta semicircular. Completa el edificio el alminar. Este singular monumento merece ya por si solo una visita a Almonaster mientras disfrutamos de un hotel rural con encanto en Aracena.

También tienen su importancia y atractivo otros edificios de carácter religioso, vinculados ya al cristianismo. La ermita del Señor (Cristo de la Humildad y Paciencia) es un pequeño humilladero de planta rectangular, conformado por una nave y una sacristía y con tejado a dos aguas, datado en el siglo XVII y situado a las afueras del casco urbano. La iglesia gótico-mudéjar de San Martín nace por la necesidad de un templo mayor cuando la ermita de la Concepción se quedo pequeña para celebra cultos. Se compone de tres naves separadas por arcos apuntados y peraltados y está cubierto por una bóveda de cañón apuntado y esquifada en el ábside, siendo vaídas las cabeceras de las naves laterales. Pudo comenzarse a principios del siglo XIV, extendiéndose hasta mediados del XVI. Del principio son el ábside y los primeros tramos de pilares. Del XV son las Puertas del Evangelio y de la Epístola y del XVI, el coro, la torre y la Puerta del Perdón.

En el ámbito religioso también está la ermita de Santa Eulalia. Fue antes un mausoleo de la época del imperio romano, construido probablemente en la primera mitad del siglo I con hermosos sillares de granito, sobre cuyas ruinas se levanto la ermita a finales del XV o principios del XVI. Consta de tres espacios rectangulares conectados mediante arcos apuntados, en uno de los cuales, el más pequeño, se ubica el ábside de planta cuadrangular, espacio donde debió estar el antiguo mausoleo romano. En su interior posee excelentes pinturas murales. La capilla de la Santísima Trinidad, en la plaza del Ayuntamiento, y las ruinas de la ermita de San Sebastián también merecen una visita.

Ponemos fin a nuestra visita y regresamos a nuestro hotel rural de calidad en la sierra de Huelva después de conocer el castillo de Almonaster, en cuyo interior existe una plaza de toros levantada en el siglo XIX sobre lo que fuera el antiguo patio de armas; la antigua Tenería, fábrica de curtido de pieles con portada neoclásica fechada en 1806; la Fuente del Concejo, de 1701 y formada por abrevadero y lavadero sin cubierta; y la Casa Palacio de don Miguel Tenorio de Castilla, secretario personal de la reina Isabel II, con la que mantuvo una relación amorosa.

Como en otras ocasiones, nuestro campamento base lo situamos en Aracena, un enclave estratégico que nos permitirá movernos por toda la comarca y donde podemos encontrar algún alojamiento de cuatro estrellas con encanto, en concreto uno que se encuentra ubicado entre las cuatro paredes del que fuera un antiguo convento dominico del siglo XVII. Aprovechando nuestra estancia allí podemos acercarnos a conocer la sorprendente Gruta de las Maravillas, una auténtica maravilla bajo tierra; el castillo y su iglesia prioral; o los Museos del Jamón y el de Arte Contemporáneo de Andalucía. Además, su casco urbano está declarado Bien de Interés Cultural.

Compartir este Post: