x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierda nuestras visitas guiadas los fines de semana.

Convent11

CINCO LUGARES IMPRESCINDIBLES EN LA LOCALIDAD SERRANA DE ARACENA

Entorno,   -   3 Marzo, 2022

Hablar de Huelva es hablar de amplias playas de arenas blancas y de las aguas tranquilas y frías que las bañan. Es quizás su imagen más popular entre quienes se plantean visitarla. Una imagen que completa el Parque Nacional de Doñana, conocido mundialmente por sus marismas y por la diversidad de especies de ave a las que dan cobijo estas tierras vivificadas por el agua.

Pero Huelva es mucho más que en eso. En el norte guarda un tesoro que invita a ser descubierto. Un tesoro que encierra naturaleza, historia, arte y cultura, patrimonio, gastronomía, gentes acogedoras… Un lugar que, enclavada en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, nos sorprenderá. Y en el que podemos alojarnos en un hotel de cuatro estrellas en Aracena, localidad que cumple las funciones de capital de la comarca.

En esta ocasión vamos a instalar nuestro campamento base en un hotel con encanto en Aracena y vamos a descubrir cinco de los lugares imprescindibles que no podemos dejar de visitar cuando nos acerquemos a conocer este pueblo cuyo casco urbano está declarado Bien de Interés Cultural. Pasear por sus calles es toda una delicia, mientras admiramos algunas de esas casas señoriales que un día fueron refugio veraniego de las familias más adineradas de la cercana ciudad de Sevilla.

Iniciamos nuestro camino subiendo a lo alto del cerro que domina la ciudad y contempla desde hace siglos el deambular diario de los aracenenses y de quienes les visitan. Allí nos tropezamos, subiendo por la plazoleta Virgen del Mayor Dolor con el santuario del mismo nombre, la iglesia prioral de Nuestra Señora del Mayor Dolor. Considerado el templo más antiguo y emblemático de Aracena y declarado Bien de Interés Cultural en 1995, consta de tres naves de igual altura, cubiertas con bóvedas de crucería, coro y atrio. Su torre, a la que está adosada el presbiterio, sigue el modelo de la Giralda de Sevilla, aunque con una mayor tosquedad y modestia, en su decoración de paños de sebka. En su interior destacan la reja de hierro de estilo neorrenacentista que separa el presbiterio de las naves y el retablo mayor, de tendencia neoclásica. La entrada al templo es gratuita y en esta época suele estar abierta de 10:30 a 17:30 horas.

Su construcción debió de correr paralela a la del castillo, a cuyos pies se encuentra nuestro hotel de cuatro estrellas con spa en la sierra de Huelva. Los arqueólogos creen que se levantó sobre una antigua alcazaba musulmana del siglo X, en tiempos del Califato de Córdoba. Se trata de una fortaleza, levantada sobre cerca de 5.000 metros cuadrados, que formó parte de la conocida como Banda Gallega, un conjunto de fortificaciones levantadas por los reyes de Castilla para proteger el Reino de Sevilla de las incursiones guerreras de las tropas de Portugal o de las Órdenes Militares asentadas en el sur de Extremadura. Contaba con siete torres, a las que se accedía desde el paseo de ronda y tenía dos aljibes para soportar posibles asedios, uno en el patio de armas y otro en el alcázar. En su interior había viviendas y almacenes.

Muy cerca de allí, a unos 10 minutos a pie, y a algo menos si nuestro camino lo hacemos desde nuestro alojamiento con encanto en la sierra de Aracena, está la Gruta de las Maravillas. Un enclave subterráneo a cuya belleza natural hace justicia su propio nombre. Su descubrimiento se mueve entre la leyenda (lo hizo un pastor que había extraviado un cordero o una pastora que se enamoró de un duende y fue a vivir con él a su palacio subterráneo) o la realidad (todo parece indicar que su hallazgo tiene que ver con la actividad minera que durante décadas se desarrolló en la zona). Sea como fuere, ostenta el honor de ser la primera cueva turística de España. En su interior, que el agua ha ido labrando sobre la piedra a lo largo de siglos, descubriremos lugares con nombres tan sugerentes como la Sala de los Brillantes, la Cristalería de Dios, la Marmita de los Gigantes o la Sala de los Desnudos. Cuanta también con varios lagos de aguas tranquilas de sorprendentes colores.

Nuestro cuarto lugar de destino es el Museo del Jamón. Un espacio lúdico-didáctico donde nos acercaremos a los secretos mejor guardados de uno de los productos estrella de la gastronomía española, el cerdo ibérico. Un manjar que en la Sierra de Aracena adquiere un protagonismo especial con los jamones ibéricos que nacen de la D.O.P. Jabugo. Cuenta con más de 1.600 metros cuadrados divididos en dos plantas que permiten al visitante conocer todo el proceso desde que cae la bellota de la encina al suelo en la dehesa hasta que el jamón está listo en sus bodegas para el consumo. Y si nos quedamos con ganas de más, en nuestro hotel de cuatro estrellas en Aracena podemos disfrutar de una Convento y Jabugo Masterclass Experience. Una experiencia única de 1.5 horas de duración en torno al jamón ibérico.

Y finalmente, repartido por muchos de los rincones de esta bella localidad serrana de casas blancas y calles empedradas, el Museo de Arte Contemporáneo al Aire Libre, el único de estas características en Andalucía. Son alrededor de 50 esculturas que tratan de ser hito y memoria de un acontecimiento y cuyo origen se remonta al año de 1986. Con una gran variedad de artistas de primer nivel que manejan distintos procesos y formas sobre diferentes materiales, el museo acoge piezas hechas en piedra, aluminio, bronce, cerámica… En este espacio, la cultura parece aunar naturaleza y arte invitándonos a pasear por un auténtico museo al aire libre que nació en la histórica plaza de San Pedro, antesala de la Gruta de las Maravillas, y que se ha ido extendiendo, con el paso de los años, a las calles Pozo de la Nieve, San Pedro y Gran Vía y, entre otros lugares, a la plaza de Santa Lucía.

Compartir este Post: