MERCADO DEL QUESO ARTESANO DE ARACENA

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 21/11/2019 Eventos en Aracena

No es necesaria excusa alguna para visitar uno de los más bellos enclaves de la provincia de Huelva, el entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. La grandeza de su exuberante naturaleza, la amabilidad y cercanía de sus gentes, su historia y sus tradiciones, su sabrosa gastronomía, la amalgama de culturas que han pisado su suelo… Pero, aunque no se necesiten excusas para pasar unos días en familia, en pareja o con amigos por estas tierras, no está de más aprovechar el Puente de la Constitución y disfrutar de un evento que se ha convertido con el paso de los años en una cita inexcusable para los amantes del buen queso. Del 6 al 9 de diciembre de 2019 se celebra en la localidad deAracena, un pueblo de casas blancas y calles empinadas, la XVIII edición del Mercado del Queso Artesano.

La cita (con horario de 11 a 20 horas todos los días, excepto el lunes 9 que cerrará a las 17 horas) es en el Pabellón Ferial ‘Ciudad de Aracena’, situado en el recinto de la avenida Reina de los Ángeles, a escasos cien metros de laGruta de las Maravillas, un complejo subterráneo de gran belleza y vistosidad a causa de la extensión de sus lagos y de la abundancia y variedad de formaciones que fue descubierto a finales del siglo XIX y abierto al público en 1914, y muy cerca del Hotel Convento Aracena & Spa, un enclave de cuatro estrellas en el que el viajero encontrará todas las comodidades y servicios que pueden esperarse de un establecimiento hotelero del siglo XXI, pero cincelado por la historia que encierran las paredes, el claustro y los jardines del que fuera un antiguo convento dominico del siglo XVII. Un espacio ideal y único para hospedarse cuando se visita esta sorprendente comarca del norte de Huelva. Aprovechando estos días, se pueden visitar también el majestuosocastillo y su iglesia prioral y el ‘sabroso’Museo del Jamón Ibérico , uno de los productos estrella de esta zona.

Dicen del queso que es un regalo de los dioses para los hombres, el descubrimiento casual de un mercader árabe que guardó leche en un recipiente elaborado con el estómago de un cordero para realizar un largo viaje por el desierto, la fortuna de un pastor de Asia Menor que puso en una bolsa hecha con las tripas de un rumiante la leche ordeñada a sus cabras… Hay arqueólogos que, sin embargo, sitúan la aparición de los primeros quesos en el Neolítico, cuando los primeros seres humanos comenzaron a domesticar ovejas y cabras y a observar como la leche, pasado el tiempo y por culpa del calor, llegaba a cuajarse, haciéndose más solida y pudiendo conservarse más tiempo. En la antigua Grecia, el descubrimiento de este exquisito manjar se atribuía a Aristeo, dios menor de la mitología, y ya en ‘La Odisea’ de Homero, poema épico que narra el regreso de Ulises a su patria, Ítaca, se describe a un cíclope haciendo y almacenando quesos de oveja y de cabra.

Sin embargo, el primer testimonio gráfico que existe sobre la elaboración de este producto alimenticio data del S. III a.C. en Mesopotamia. En el templo de la diosa ‘Ninhursag’ (importante deidad que representaba a la fertilidad como madre de la tierra) existe un friso, con el nombre de ‘La lechería’, que describe de manera gráfica la fabricación del queso. En la antigua Roma existen, a su vez, diversos escritos dedicados a la fabricación del queso (como de Re Rustica, de Lucius Junius Moderatus Columela, o la Naturalis Historia, de Plinio el Viejo). En la época de los grandes descubrimientos, el queso adquirió mucha importancia, ya que para los grandes viajes se convirtió en el perfecto sustitutivo de la leche, una vez que su transporte es fácil y su conservación, larga.

Aracena, sea como fuere, se convierte en estos días en un lugar de encuentro para los amantes del queso, quienes podrán encontrar una amplia oferta que va desde los quesos ‘sudaos’ (madurados de forma natural en ambientes frescos y húmedos) hasta los yogures y requesones, pasando por los quesos en aceite, especiados con hierbas aromáticas o de crema para untar. Todos ellos tanto de cabra como de oveja y de vaca. Y todo ello certificado por el sello que presentan las empresas artesanales de la zona, comprometidas con la calidad y guardando un escrupuloso respeto por la tradición tanto en la elaboración como en la curación.

No solo habrá quesos de la provincia de Huelva dentro de un recinto ferial que contará con un espacio donde se podrán degustar y adquirir las diferentes variedades participantes. También estarán representadas en este Mercado otras provincias andaluzas, así como algunas de las variedades elaboradas en regiones como Extremadura, Castilla y León, Galicia, Baleares o el País Vasco. Es de destacar que, entre los quesos favoritos de los asistentes, están los de leche de cabra elaborados en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, un producto que ya ha abierto, de par en par, las puertas de mercados como el francés, el italiano, el estadounidense, el británico e, incluso, el japonés.

Se trata, pues, de un fin de semana excelente para descubrir todas las virtudes de un alojamiento como el Hotel Convento Aracena & Spa y relajarse paseando por su claustro y jardines o disfrutando de su magnífico spa. Y también para degustar uno de los productos de mayor arraigo en la comarca, junto con el jamón ibérico, elaborado siguiendo la tradición y el genuino sabor de lo natural.

Compartir este Post: