SAN VALENTÍN ROMÁNTICO EN LA SIERRA DE ARACENA

BY HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA 30/01/2020 Hotel Convento Aracena & Spa

El 14 de febrero ofrece una oportunidad para romper con la rutina diaria y demostrar a la pareja que el romanticismo sigue presente en la vida de ambos. Por un momento, el trabajo, los niños, el estrés de cada jornada, los quehaceres del día a día… pasan a un segundo plano para centrar toda la atención en el amor y en la relación de pareja. La celebración del Día de San Valentín, que en este año 2020 cae en viernes y permite disfrutar de un completo fin de semana, es la excusa perfecta para disfrutar en pareja de unos días muy especiales en los que reavivar la llama de la pasión y mantener una relación más feliz y saludable. Aseguran muchos psicólogos que la opción que más valoran las parejas, antes que cualquier regalo, es una escapada de fin de semana.

Una escapada que si, además, une naturaleza, gastronomía, rincones tranquilos en los que sentir paz y sosiego, visitas sorprendentes, experiencias y actividades que supongan un beneficio para la salud… se convierte en un momento mágico que disfrutar y que permanecerá vivo en la memoria durante mucho tiempo. Algo así parece difícil de encontrar, pero la localidad de Aracena, con sus calles empedradas y sus casas blancas y su ubicación en pleno corazón del Sierra de Aracena y Picos de Aroche ofrece la solución perfecta para dar a la pareja una sorpresa que hará que sus ojos brillen plenos de amor. Allí se puede disfrutar de tranquilos paseos por sus dehesas pobladas de encinas, alcornoques, olivares ecológicos, huertas y castaños y de un sotobosque que regala aromas como los de la lavanda, la jara y el enebro; de visitas tan sorprendentes como la que puede realizarse a la Gruta de las Maravillas, , un manantial de belleza inagotable; de una gastronomía muy ligada a los productos de la tierra y en la que cerdo ibérico adquiere un especial protagonismo…

Y la pasión y el relax, dos de los ingredientes fundamentales en una festividad como la de San Valentín, se hallan entre las cuatro paredes del Hotel Convento Aracena & Spa, situado a los pies del castillo y la iglesia prioral que vigilan desde lo alto del cerro el ir y venir diario de los acogedores vecinos de este pueblo de la provincia de Huelva . Este establecimiento hotelero de cuatro estrellas cuenta con todos los elementos necesarios para ofrecer una escapada romántica de ensueño y poder así pasar unos días muy especiales. Está situado en el edificio que fuera un antiguo convento dominico del siglo XVII que, tras dejar de pertenecer a la iglesia en 1972, fue totalmente remodelado para albergar desde 2013 un alojamiento único que se ha convertido en la principal referencia hotelera de la comarca.

La conjunción entre los elementos clásicos del pasado, con unos jardines y un claustro que invitan al paseo y la meditación, y la modernidad de unas instalaciones y una decoración que lo convierten en un espacio moderno y funcional con todas las comodidades que espera encontrar el más exigente de los viajeros del siglo XXI. Un hotel que hace sentir al huésped como si estuviera en su propia casa. Ubicado en un lugar privilegiado del pueblo, invita a salir a sus calles para conocer a sus gentes mientras puede contemplarse como escapa el humo invernal de sus chimeneas o sentir la fragancia que desprenden sus calles mojadas por el rocío de la mañana.

Momentos llenos de romanticismo pueden vivirse en su spa, un espacio donde el agua adquiere un especial protagonismo para proporcionar una relajación total de cuerpo y mente.

Cuenta con unas instalaciones pensadas para satisfacer a los clientes más exigentes, convirtiéndose en un espacio de salud y belleza en el que revitalizar los sentidos en búsqueda de paz y armonía. Y para que la escapada sea perfecta, el restaurante Huerto Nun, ubicado en el antiguo huerto de las monjas dominicas, ha conseguido integrar la modernidad de las elaboraciones con la más pura tradición del producto, potenciando todo el sabor de la principal materia prima de la zona, el cerdo ibérico de bellota, y obteniendo las especias aromáticas del propio huerto.

TAGS
Compartir este Post: