x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana aquí

Romeriaaracena

SIERRA DE ARACENA, TIERRA DE ROMERÍAS Y DEVOCIÓN A LA VIRGEN (I)

Conoce Huelva,   -   27 Mayo, 2021

La palabra romería procede de romero, modo en que se designaba a las personas que se dirigían en peregrinación hacia Roma. Pero el vocablo se extendió y terminó adaptándose finalmente para definir a quienes se acercan a visitar un santuario de la Virgen María. La Sierra de Aracena, donde podemos disfrutar de la experiencia única de un alojamiento rural con encanto, es tierra de romeros y de romerías. En la zona se celebran algunas de las más importantes de Andalucía, atrayendo cada año a miles de devotos procedentes de todos los rincones de España. Por ello, comenzamos esta semana un recorrido por algunas de las que más devoción despiertan.

Aracena, capital de la comarca y un lugar idóneo para elegir un hotel de cuatro estrellas con spa en la sierra de Huelva, tiene en la romería de la Divina Pastora una de sus fiestas más emblemáticas. Suele celebrarse el primer domingo de junio, aunque sí ese día coincide con la fiesta del Corpus Christi se retrasa hasta el tercer domingo del mes. La historia habla de que la devoción mariana fue implantada en la zona por los misioneros capuchinos y que tuvo su arraigo definitivo cuando en tiempos de San Isidoro de Sevilla se estableció el culto a la Divina Pastora.

Los actos festivos comienzan con la ofrenda floral que los niños y las niñas, tanto foráneos como venidos de otros lugares, hacen a la imagen de la Virgen en la Iglesia del Carmen y prosigue al día siguiente con el inicio del camino hacia la ermita de las Granadillas, a través del conocido popularmente como Camino del Rebollar, un paraje rodeado de encinas y alcornoques. La imagen de la Virgen viaja sobre una sencilla carretera adornada de flores blancas y tirada por bueyes. Durante el camino se producen varias paradas frente a los azulejos que representan a las diferentes advocaciones marianas de Aracena, siendo la más popular la del azulejo del Divino Pastor por ser el lugar donde tiene lugar el bautismo de los nuevos romeros. Llegados a las Granadillas (a unos 7 kilómetros de la localidad) y tras celebrarse una misa, es el momento de disfrutar de un agradable almuerzo en el que los productos del cerdo ibérico son los grandes protagonistas. La hospitalidad de los romeros hace que ningún visitante se sienta extraño. La vuelta se produce con las últimas luces del día y finaliza con un recorrido por las principales calles de un municipio perfecto para elegir un hotel de calidad en la Sierra de Aracena.

De gran importancia es también la romería de la Reina de los Ángeles, en la Peña de Arias Montano, en el término municipal de Alájar. Una cita, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, con un extraordinario arraigo y que se produce en un paraje que por su belleza cautivó al celebre humanista y consejero de Felipe II que le da nombre, convirtiéndolo en su lugar de retiro allá por el siglo XVI. La cita se convierte el 8 de septiembre de cada año en un encuentro multitudinario entre los visitantes y los peregrinos que acompañan a la Hermandad Matriz de Alájar y a las filiales serranas de Aracena, Linares de la Sierra, Fuenteheridos, Castaño del Robledo, Galaroza, Santa Ana la Real, a las de las poblaciones mineras de Nerva y Campofrío e, incluso, a la procedente de Sevilla. Todas se reúnen en la Peña para venerar a la Patrona de la Sierra en una celebración que en 2024 cumplirá su centenario.

La cita es una muestra indudable de devoción de los miles de personas que cada año se dan cita en este paraje natural desde el que se disfruta de unas extraordinarias vistas del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, un parte de Huelva en la disfrutar de unos días de ocio y descanso en algún hotel rural con encanto. La Hermandad de Alájar suele llegar a la Peña alrededor de las 9.30 horas para recibir a los cortejos romeros de las filiales. Sobre las 12.30 horas es cuando la Reina de los Ángeles sale de su ermita a hombros de romeros y fieles y procesiona por el paraje, siendo el instante cumbre cuando las andas del trono son elevadas desde el mirador que sirve como balcón de la Peña sobre Alájar para que el pueblo y toda la Sierra reciban la bendición de la Virgen. Tras una jornada festiva, el regreso a los diferentes puntos de origen se produce con las primeras sombras del atardecer.

Compartir este Post: