x

¿Quieres celebrar la navidad o fin de año en nuestro convento?

Consulte nuestros paquetes especiales aquí.

Aracena todoslossantos

TURISMO RELIGIOSO PARA EL PUENTE DE TODOS LOS SANTOS EN ARACENA

Otoño en Huelva,   -   26 Octubre, 2021

Con la llegada del puente de Todos los Santos, esta semana os queremos proponer un turismo diferente por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Un turismo acorde a las fechas en que nos encontramos. Un turismo que tiene que ver con el extraordinario patrimonio histórico-artístico que el cristianismo, y en su nombre la iglesia católica, ha creado durante siglos por todos los rincones de España. Un turismo religioso que nunca deja de sorprendernos por su grandiosidad y los tesoros que esconde. Y todo ello, acompañado de la posibilidad de alojarnos en un hotel de cuatro estrellas con encanto en Aracena.

Esta localidad será nuestro campamento y nuestro punto de partida y retorno. Desde nuestro alojamiento rural con spa en Aracena podemos contemplar en lo alto del cerro que domina el pueblo un castillo que en su día sirvió para defender el reino de Sevilla de los ataques de las tropas de Portugal y de las Órdenes Militares asentadas en el sur de Extremadura y nuestro destino para estos días, la iglesia prioral de Nuestra Señora del Mayor Dolor, el templo religioso más emblemático y antiguo de Aracena. Un empinado camino nos llevará hasta la que es conocida como ‘iglesia del castillo’.

Construida entre los siglos XIII y XVI, en su construcción conviven estilos como el mudéjar y el gótico. La iglesia posee tres naves de igual altura, cubiertas con bóvedas de crucería, coro y atrio y en su fisonomía exterior destacan su torre de estilo mudéjar inspirada, en su decoración con paños de sebka, en la Giralda de Sevilla; y la Puertas Real y de las Mercedes, decoradas con elementos propios del gótico flamígero. En su interior destaca el camarín de estilo neoclásico, que acoge la imagen de la patrona del pueblo, la Virgen del Mayor Dolor; y el presbiterio, donde se encuentra el sepulcro en barro vidriado del prior Pero Vázquez.

Nuestro siguiente destino es la hermosa iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista de la provincia de Huelva. Las obras de construcción comenzaron en el siglo XVI, pasando por las manos de numerosos arquitectos, y permanecieron inacabadas, después de varios intentos de finalización, hasta los primeros años del siglo XXI. La iglesia consta de tres naves, todas de igual altura, donde destaca una cúpula de media naranja y las bóvedas decoradas con casetones. En su interior cuenta, entre otros bienes, con un retablo elaborado en mampostería del siglo XVIII y una imagen, entre otras, de San Blas, patrón de la localidad.

También merecen una visita, dado que podemos llegar a todas ellas dando un paseo desde nuestro hotel rural en el centro urbano de Aracena, las iglesias mudéjares de Santo Domingo, de estilo gótico-mudéjar y que surgió como Hospital de San Sebastián hasta que, a mediados del siglo XVI, la Orden dominica se hizo con ella al cambiarla por una casa en la Calle Llana para uso como hospital y fue convento desde 1570 hasta el siglo XIX; de Santa Catalina, que comparte el mismo estilo que la anterior y cuya construcción se inició en el siglo XIV, perteneciendo desde 1536 al Monasterio de Madres Carmelitas; y de Nuestra Señora del Carmen, una construcción del siglo XVI de planta basilical cuya nave central tiene una interesante techumbre de madera y que durante un tiempo acogió la Cátedra de Latinidad fundada por Arias Montano en 1597.

Llega ahora el turno de las ermitas. Hasta un total de cuatro tiene Aracena, localidad donde está nuestro hotel con spa y piscina. Como el orden de los factores no altera el producto, empezamos por la de San Pedro, construida en el siglo XV con la función de cristianar a los moriscos residentes en el barrio, de cuya obra mudéjar solo perviven en ábside y una pequeña capilla poligonal; la de San Roque, de tipo mudéjar, consta de una sola planta cuadrangular y bóveda vaída; la de Santa Lucía, del siglo XV y del mismo estilo que la anterior, ha sido restaurada recientemente; y la de San Jerónimo, a las afueras del pueblo en dirección a Campofrío, de una sola nave con contrafuertes, arcos transversales, ábside cuadrado y bóveda de crucería.

Nos despedimos de este paseo por el patrimonio religioso de Aracena con el Convento de Jesús, María y José, levantado en el siglo XVII y hoy sede, después una cuidadosa y respetuosa restauración, del Hotel Convento Aracena & Spa. Es la única muestra de arquitectura barroca en la localidad y podemos tener la posibilidad de conocerlo gracias a las visitas guiadas que organiza el propio hotel durante los fines de semana. Nos sumergiremos en el recuerdo de unos tiempos en el que el silencio (las monjas, que vivían en régimen de clausura, solo podían hablar 30 minutos al día y durante algunas celebraciones señaladas) y la austeridad marcaban la vida de quienes allí habitaban. Durante algo menos de una hora, podremos visitar la iglesia y su sacristía, el jardín, el claustro, el patio de los naranjos y el mirador.

Compartir este Post: