x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana

Cerdo ibérico

UNA RUTA POR LA SIERRA DE ARACENA PARA ACERCARSE AL CERDO IBÉRICO

Actividades fin de semana en Aracena,   -   14 Enero, 2021

Aracena, en el norte de la provincia de Huelva, como punto de partida y destino final. El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, con sus amplias dehesas y sus bosques de ribera, como escenario único para nuestro paseo en coche. El jamón ibérico, manjar de los dioses, como argumento principal para unos días de disfrute con la familia en algún hotel rural con encanto. Y entre medias, pueblos de casas blancas y calles empedradas de singular belleza como Castaño del Robledo, Jabugo, El Repilado, Cortegana, Almonaster la Real y Alájar.

Un hotel de cuatro estrellas en Aracena puede ser un buen lugar en el que establecer nuestro campamento base. La localidad, además, es la capital de una comarca que abarca más de dos millones de hectáreas de encinas, alcornoques, robles y quejigos que conforman el maravilloso ecosistema de la dehesa y cuyo fruto, la bellota, sirve como alimento principal, junto con el pasto, de las piaras de cerdos ibéricos. Pasear por la Sierra de Aracena nos permite contemplar a este animal en semilibertad.

La montanera, cuando se produce el engorde del animal entre los meses de septiembre y febrero, es la última fase de la crianza del cerdo ibérico. Es entonces cuando se alimentan de las bellotas que pueblan el suelo de la dehesa de Huelva, en un espacio natural único con un clima de clara influencia oceánica y donde podemos disfrutar de unos días de ocio y descanso en familia en algún alojamiento rural de calidad. La DOP Jabugo elabora de manera artesanal y cumpliendo todos los protocolos de calidad sus jamones ibéricos con un proceso que pasa por el sacrificio, la salazón, el post-salazón, el secado y la maduración en bodega.

Antes de hacer una reserva en un hotel con encanto en Aracena y adentrarnos en el interesante mundo del cerdo, debemos tener un conocimiento mínimo sobre los diferentes productos ibéricos. Debemos diferenciar entre bellota, los cerdos ibéricos se han criado en semilibertad en la dehesa, comiendo bellotas y pasto y ejercitándose como un animal salvaje; cebo campo, al animal no puede ingerir la suficiente cantidad de bellotas y debe complementarse su alimentación con piensos; y cebo, los ejemplares son de raza ibérica, pero no han disfrutado de la montanera, alimentándose con piensos elaborados con cereales.

Aracena, además, nos ofrece la posibilidad de profundizar en este mundo visitando el ‘sabroso’ Museo del Jamón. Pero como no solo de cerdo vive el hombre, podemos aprovechar nuestra estancia en algún alojamiento rural en Huelva para conocer una zona con muchos atractivos turísticos. En Aracena podemos visitar también la siempre sorprendente Gruta de las Maravillas, acercarnos a la historia visitando su castillo y su iglesia prioral o empaparnos de cultura en el Museo Andaluz de Arte Contemporáneo, el único de estas características al aire libre, y conocer en Hotel Convento Aracena & Spa, un antiguo convento del siglo XVII reconvertido, respetando toda su antigua esencia, en un moderno establecimiento hotelero. Aquí podremos disfrutar de su ‘Convento y Jabugo Master Class Experience’.

Una ruta desde nuestro hotel con encanto en Aracena de unas dos horas en coche para un total de 76 kilómetros y la visita a 7 localidades de la zona. En Castaño del Robledo podemos disfrutar de unos paisajes únicos en la zona de los Riscos Altos en el que se conserva un bosque de robles melojo de gran interés o del Mirador de Los Conejales, con una estupenda vista panorámica de la sierra  en su profunda cara sur. En Jabugo podemos visitar la Iglesia de San Miguel, declarada Bien de Interés Cultural, el yacimiento arqueológico de  la Cueva de la Mora o el edificio Tiro de Pichón, obra del arquitecto Aníbal González.

El Repilado es una pedanía de Jabugo que en su día fue conocida, con la llegada del ferrocarril, como la ‘Cataluña la Chica’ por su alta industrialización, contando con aserradero, telar y fábrica de paté y con un edificio, el de Santa Teresa, que abastecía de luz eléctrica a muchos pueblos de la comarca alta de la provincia de Huelva. En la actualidad su actividad económica está centrada básicamente en el sector cárnico, especializado en productos ibéricos.

En Cortegana es obligada la visita al castillo Sancho IV El Bravo, levantado entre los siglos XIII y XIV; a la Casa Estrada; a las Casas Mudéjares, datadas en el siglo XIV; y las ermitas de Nuestra Señora de la Piedad, de San Sebastián y del Calvario. Seguimos hacia Almonaster la Real para descubrir la imponente Mezquita de Al-Munastyr, emplazada en lo más alto del cerro que corona el Castillo. Última parada, antes de regresar a nuestro hotel rural en Aracena, en la localidad de Alájar para conocer la Peña de Arias Montano, con más de 8.000 años de antigüedad y balcón natural de la Sierra de Huelva, y la ermita de Nuestra Señora Reina de los Ángeles.

Compartir este Post: