x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana

Astronomiaenaracena

SIERRA DE ARACENA, UN LUGAR PARA ‘ACARICIAR’ LAS ESTRELLAS

Hay pocas sensaciones más sorprendentes en verano, cuando los cielos suelen encontrarse despejados de nubes, que sentarse en un lugar alejado de la contaminación lumínica de las grandes ciudades y contemplar la majestuosidad del Universo, con sus miles de estrellas titilando sobre nuestras cabezas. Descubrir dónde se ubica la Estrella Polar y contemplar junto a ella a la Osa Menor y a la Osa Mayor o escudriñar el vasto manto celeste para recorrer el que la cultura de la antigua Mesopotamia bautizó como Camino del Zodiaco (palabra que procede del griego zoon diakon, ‘rueda de animales’) son emociones que se quedarán grabadas en nuestra retina.

Un espacio único para llevar a cabo esta actividad es el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Situado en el norte de la provincia de Huelva y ocupando la zona occidental de Sierra Morena, da cobijo a 28 pueblos  de casas encaladas y calles empedradas que se derraman entre amplias dehesas de alcornoques, encinas y castaños y se alternan con cerrados bosques de ribera y barrancos encajados que acompañan el fluir de las aguas de sus principales ejes fluviales: el río Múrtigas y las Riberas del Chanza y de Huelva.

Andalucía cuenta con una posición geográfica, la zona de Europa más próxima al ecuador, que la hace única para los aficionados a la astronomía, ya que hay muchos cuerpos celestes que solo son visibles desde aquí.  Sierra Morena es la Reserva y el Destino Turístico Starlight, certificación otorgada por la Fundación Starlight y avalada por la Unesco, más grande del mundo, con más de 400 mil hectáreas que engloban seis parques naturales: Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Despeñaperros, Sierra de Andújar, Cardeña y Montoro, Sierra de Hornachuelos y Sierra Norte de Sevilla.

La contemplación del cielo estrellado se puede convertir en una excusa perfecta para pasar un fin de semana con la pareja, los amigos o con toda la familia, en Aracena, pueblo situado en pleno corazón del Parque Natural. Aquí encontramos un espacio con encanto en el que poder alojarnos, el Hotel Convento Aracena & Spa.

Un establecimiento hotelero de cuatro estrellas situado a los pies del castillo y la iglesia prioral que ‘vigilan’ desde lo alto del cerro el quehacer diario de los aracenenses. Un lugar moderno y funcional, con todas las comodidades y servicios que espera el más exigente de los viajeros, y con el embrujo de encontrarse ubicado entre las cuatro paredes de lo que fuera un antiguo convento del siglo XVII.

La noche del viernes podemos tomar un ‘aperitivo’ de ese viaje imaginario por el Universo. Los alrededores del castillo, con muy baja contaminación lumínica, son un lugar ideal para este primer acercamiento a los estrellas.

El sábado, antes de que llegue la noche, podemos dedicarlo a la pasear por las calles de Aracena y disfrutar de la hospitalidad de sus vecinos. También podemos sumergirnos en las profundidades de la tierra, visitando la espectacular Gruta de las Maravillas; acercarnos al mundo del cerdo ibérico en el Museo del Jamón; visitar la castillo y la iglesia prioral; o adentrarnos en el mundo de la cultura en el Museo de Arte Contemporáneo de Andalucía, el único de la región al aire libre. Otra opción es disfrutar la naturaleza del parque recorriendo a pie o en bicicleta algunos de los senderos que parten desde la localidad.

La noche de ese sábado nos llevará hasta la vecina localidad de Santa Ana la Real, donde se ha habilitado el primer sendero nocturno de Huelva. Se trata de guiar a los visitantes a través de la noche estrellada gracias a unos paneles informativos y unos puntos de observación en los que poder conocer el sistema solar y sus componentes, adquirir unas nociones básicas sobre orientación nocturna teniendo como punto de referencia la Estrella Polar y ubicar las principales constelaciones.

Partiendo de la plaza del Ayuntamiento y de la Iglesia de Nuestra Señora de Santa Ana, bajaremos por la calle Virgilio Fernández hasta llegar a calle Martín Vázquez, que, tras abandonar el pueblo y recorrer unos 800 metros, nos llevará hasta un sendero a la izquierda que, recorriéndolo, nos permitirá disfrutar de una maravilloso cielo estrellado. Los paneles informativos que encontraremos en el camino nos ayudarán a interpretar lo que estamos viendo.

El domingo, antes de poner fin a nuestro fin de semana, podemos aprovecharlo para darnos un refrescante baño en la piscina del hotel o relajarnos en su spa (el hotel nos permite abandonarlo, sin coste adicional y bajo disponibilidad, hasta las 19.00 horas si almorzamos o disfrutamos de alguno de sus tratamientos el día de salida). También podemos aprovecharlo para hacer aquello que se nos quedó pendiente del día anterior por falta de tiempo. Una comida en el restaurante Huerto Nun, ubicado en el huerto de las monjas, con una cocina que aúna tradición y modernidad, será el broche perfecto para un inolvidable fin de semana en la Sierra de Aracena.

Compartir este Post: