x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana

Hotel1

CONOCER LA HISTORIA Y LA VIDA DE UN CONVENTO DEL SIGLO XVII ENTRE LAS PAREDES DEL HOTEL CONVENTO ARACENA & SPA

Hotel Convento Aracena & Spa,   -   5 Noviembre, 2020

A mediados del siglo XVII, la Virgen del Rosario, imagen primitiva situada en el convento de San Sebastián de Aracena, perteneciente a los padres dominicos, habló a Sor María de la Trinidad, religiosa que vestía el hábito de Santo Domingo de Guzmán y se encargaba de cuidar las imágenes del templo, y le pidió que levantara un convento en su honor en el solar que ocupaba su propia casa, en la localidad serrana de Aracena, en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Habrían de habitar allí 15 monjas, el mismo número de los misterios del Santo Rosario.

Esta tradición fue el origen del Convento de Jesús, María y José, que fue edificio religioso desde 1662 hasta la década de los años 70 del siglo XX. Tras convertirse durante algún tiempo en un taller de cerámica, el edificio cayó en desuso y su estado sufrió un importante deterioro.  Hasta que en 2013, y tras unas respetuosas obras de remodelación, se inauguraba el Hotel Convento Aracena & Spa. A la modernidad de un alojamiento de cuatro estrellas se une el encanto de un lugar que ha conservado los principales elementos que definían este espacio religioso, tales como la iglesia, el claustro, la espadaña con el nido de las cigüeñas, los portones, las rejas de la clausura y del coro, las celosías, los aljibes….

Ahora, conocer la historia de este espacio es posible gracias a las visitas guiadas que organiza el propio hotel durante los fines de semana. Atravesar los muros de este hotel en la Sierra de Aracena es sumergirse en el recuerdo de unos tiempos en el que el silencio (las monjas, que vivían en régimen de clausura, solo podían hablar 30 minutos al día y también durante algunas celebraciones señaladas) y la austeridad marcaban la vida de quienes allí habitaban. Durante algo menos de una hora, podremos pasear por todas las estancias comunes y conocer la memoria que encierran.

Durante el recorrido conoceremos algunas de las leyendas y anécdotas que guarda este emblemático lugar de Aracena, situado en pleno centro histórico y a los pies del castillo y la iglesia prioral que, durante siglos, han vigilado desde lo alto del cerro el deambular diario de los aracenenses. Esta localidad de la provincia de Huelva es ideal para pasar unos días de ocio y descanso en un alojamiento rural.

La cita, apta para personas de entre 0 y 99 años, incluye visitas a la iglesia y a su sacristía, donde veremos sus púlpitos, conoceremos el porqué de su doble puerta de acceso, descubriremos algunos huecos misteriosos y nos acercáremos a los oficios que ocurrían a diario en esta zona (las monjas se levantaban a las 6 de la mañana y empezaban sus rezos cotidianos con el Oficio Divino); el jardín, un espacio lleno de encanto que esconde algunas de las sorpresas más destacadas de la vida de las monjas; el claustro, con sus pozos, su campana, el costurero y con multitud de testimonios curiosos e inquietantes; el patio de los naranjos; y el mirador, que nos proporcionará una visión de conjunto de esta imponente construcción del siglo XVII.

Además, si la disponibilidad lo permite, podremos introducirnos en algunas de las habitaciones de este alojamiento rural con encanto en Aracena para contemplar varios de los elementos excepcionales que guardan del antiguo convento. Piezas como linternas, tornos, rejas, hornacinas… otorgan a estas habitaciones un atractivo muy especial. La perfecta integración entre la modernidad de un hotel de cuatro estrellas y los enseres del que fuera un antiguo convento del siglo XVII convierten al Hotel Convento Aracena & Spa en un alojamiento rural con encanto y proporciona a los huéspedes una experiencia única e inolvidable.

Compartir este Post: