x

¿Quieres conocer los secretos de nuestro convento?

No se pierdan nuestras visitas guiadas los fines de semana aquí

Sanantoniodepadua

SIERRA DE ARACENA, TIERRA DE ROMERÍAS Y DEVOCIÓN A LA VIRGEN (II)

Conoce Huelva,   -   3 Junio, 2021

La pasada semana iniciamos un recorrido por algunas de las romerías que más devoción despiertan en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, congregando alrededor de la Virgen a miles de personas cada año. Fuimos romeros en el camino desde Aracena, localidad perfecta para disfrutar de un alojamiento rural de calidad, hasta la ermita de las Granadillas para venerar a la Divina Pastora; y acompañando a la Reina de los Ángeles hasta el mágico paraje de la Peña de Arias Montano. Sin duda, dos de las romerías que mas fieles atraen y que son todo un símbolo de fervor religioso en Andalucía.

Nuestro recorrido romero, tras haber decidido pasar unos días en un hotel rural con encanto en Aracena, comienza esta semana con la romería de Santa Eulalia. Se celebra en torno al tercer sábado de mayo, en Pascuas de Pentecostés, y es una de las que más arraigo tiene en toda la comarca serrana, siendo además una de las más antiguas de España, tal y como se recoge en un documento de 1606. La ermita, levantada a mediados del siglo XV sobre los restos de un edificio funerario del siglo I, vestigio del asentamiento romano en la zona, está a 20 kilómetros de Almonaster la Real. Los tres días de celebración reúnen cada año a miles de personas que disfrutan del enorme valor etnológico de todas las ceremonias que la componen y del extraordinario ambiente festivo. El Poleo, comitiva formada por el Simpecado, las carretas y los peregrinos a caballo, se reúne a primeras horas de la mañana y comienza su camino hacia la Dehesa de la Aguijuela, donde está el templo de Santa Eulalia.

La llegada a la dehesa suele producirse alrededor de las 18.00 horas y es entonces cuando comienzan en la ermita los rezos por fandangos dirigidos a la santa, unos cantes que han permanecido inalterables a lo largo de los siglos y que se han transmitido de generación en generación. A orillas del Zancolí y el Odiel se celebra una de las ceremonias más importantes, la conocida como ‘Tarde del Río’, en la que el cante y el baile por fandangos son los grandes protagonistas. Ese primer día también tiene lugar el rezo de un rosario por los alrededores de la ermita, la noche en la casa de la Hermandad, diferentes actuaciones musicales, fuegos artificiales o la Ronda de madrugada. Los actos religiosos llenan todo el domingo y ya el lunes se inicia el camino de regreso. Nosotros podemos disfrutar de la jornada festiva y regresar a descansar a nuestro hotel de cuatro estrellas en Aracena.

La romería de San Isidro Labrador, cada 15 de mayo, en la localidad de Rosal de la Frontera cuenta con la peculiaridad de su carácter transfronterizo, dado que en ella participa una hermandad de la localidad portuguesa de Vila Verde de Ficalho. Tiene una amplísima participación, ya que en cada edición se montan más de 200 casetas para pasar las noches del sábado y el domingo. El regreso se suele llevar a cabo en la tarde del lunes.

La romería de San Mamés en Aroche se celebra en el idílico paraje de Llanos de la Belleza, donde está la ermita de San Pedro de la Zarza. Uno de los momentos más emotivos es la procesión con el santo por el recinto romero en el atardecer del domingo cuando los peregrinos entonan, entre otros cantos, la ‘Nana a San Mamés’. El santo está todo el año en la ermita, hasta la semana ante de la romería, cuando se traslada al pueblo en la conocida como Romería Chica.

San Antonio de Padua es el protagonista de la romería de Cortegana. Se celebra a mediados del mes de junio, momento en que tiene lugar su onomástica, siendo una de las más populares de la Sierra. Se inicia el viernes con El Traslado del estandarte del santo desde la iglesia parroquial del Divino Salvador hasta la ermita del Calvario. El sábado se inicia el camino romero hasta la vecina aldea de la Corte, a unos seis kilómetros, donde se halla la ermita de la Virgen del Rosario. Se inicia entonces un fin de semana de convivencia entre los peregrinos en las numerosas casetas repartidas en torno a la ermita.

El sábado se celebra, haciendo un recorrido por la aldea, el santo rosario. Finalizado, llega el momento del cante y el baile alrededor de las hogueras que iluminan el encinar. El domingo, tras la diana a cargo de los tamborileros, se produce la misa romera, dejándose para bien entrada la tarde el regreso hasta Cortegana. Aunque ahí no acaba la fiesta. El lunes, los romeros regresan a los alrededores de la ermita para acabar con la bebida y la comida sobrante y recoger sus pertenencias. Es lo que se conoce como ‘lunes de revareo’ o ‘lunes de resaca’.

Cortelazor celebra cada segundo domingo de mayo la romería de la Virgen de la Coronada; en Arroyomolinos existe una gran devoción por la Virgen de los Remedios, cuya romería se lleva a cabo el tercer domingo de mayo, al igual que la celebrada en Cumbres de San Bartolomé en honor de la Virgen de la Aliseda; Cala cuenta con la romería de San Roque el último fin de semana del mes de mayo; el fin de semana más cercano a la fiesta de la Encarnación (25 de marzo) está la romería de Nuestra Señora del Prado en Higuera de la Sierra. También están la romería de la Virgen de las Flores, el viernes posterior al Domingo de Resurrección, en Encinasola; la de la Virgen del Puerto, en Zufre; o la romería de las Virtudes en La Nava, el último fin de semana del mes de mayo.

Compartir este Post: